lunes, 6 de diciembre de 2010

¿Como un matador se vuelve activista?

No tienen idea de como odio las corridas de toros, claro que eso no me hace ser uno de esos fanáticos que se posicionan afuera de las plazas de toros a gritar consignas que seguramente caerán en oídos sordos, hay maneras mejores de hacer ver a la gente que la tauromaquia no es otra cosa que una ejecución pública de un ser que no tiene ninguna razón para serlo.


Tampoco creo que todos los toreros sean cobardes asesinos que no tienen consideración por la vida del animal en cuestión, en primera se necesita tenerlos bien puestos para pararse delante de un astado de media tonelada sin más vituallas que una muleta y un estoque. Igual valor se necesita para aceptar haber estado en un error y hacer lo posible por enmendarlo, este es el caso de Don Álvaro Múnera Bailes, antes conocido como "El Pilarico".

Y es que Don Álvaro fué matador.

Colombiano de nacimiento, tenía todo para triunfar en el mundo taurino, pero un lamentable accidente, su hospitalización en Miami donde lo hicieron sentir un delincuente y varios recuerdos dolorosos hicieron de este hombre (ahora en silla de ruedas) un importante activista contra las corridas de toros, así como de los derechos animales en su país natal.

Consejal de F.A.U.N.A. (Fuerza Anticrueldad Unida por los Animales), hace un par de años concedió una interesante entrevista donde nos cuenta el porqué de ese radical cambio, así como las situaciones y mitos que ha tenido que enfrentar y desmentir, puedes leer la Entrevista a D. Álvaro Múnera: de torero a luchador contra la tortura.

Y de paso date una vuelta por aquí.