viernes, 17 de diciembre de 2010

Etiqueta al celular... o móvil, como prefieran

Mira a tu alrededor la próxima vez que esperes en una fila, o que estés en un restaurante, al menos uno de quienes te rodean está usando su teléfono celular, y es que este dispositivo llegó para quedarse, ahora la gente se comunica a través de él de variadas formas, hablando, por mensaje SMS o multimedia, hasta por e-Mail, este adelanto nos ha facilitado la tarea de estar siempre comunicado, pero, eso a veces nos hace olvidar usarlo con cortesía y respeto hacia quienes nos rodean.



En esta ocasión me gustaría hablar de una forma de etiqueta que muchos pasamos por alto en estos días, la que se aplica a los teléfonos celulares... O el móvil, como prefieran llamarlo.

Imagina esta situación: estás charlando con una persona en un restaurante y el teléfono de tu interlocutor suena estridentemente, lo contesta y pasa 10 minutos hablando sin parar sin prestarte la menor atención, ¿como te hace sentir eso?, ¿harías lo mismo?.

Es muy frecuente ver a personas hablar por su teléfono mientras se dirigen al tendero, o escuchar los más extraños tonos en los peores momentos posibles como un funeral o en una función de cine, eso, por frecuente que sea no es correcto y contraviene ciertas normas de protocolo.

El celular ha facilitado enormemente la tarea de localizar a alguien, pero también han roto la privacidad que a veces es muy necesaria, no todo momento es ideal para hablar por teléfono, lo correcto sería marcar primero al teléfono fijo, pero pasa la misma situación, en este caso lo mejor es enviar un SMS preguntando si es buen momento o, en caso de que la otra persona conteste, preguntar lo ya mencionado.

En lo particular he tenido la situación de recibir una llamada y por un error presionar el botón de desvío, en este caso espero que me llamen por segunda vez, si vuelvo a desviar la llamada, significa que no estoy disponible y llamen luego, detesto que me rechacen la llamada por "que no reconocieron mi número", procura siempre contestar, después de todo no te cuesta y puede ser algún conocido que pidió un teléfono prestado o que sea un asunto importante.

A veces recibimos un SMS de alguien a quien no conocemos o dirigido a alguien  que no somos nosotros, en este caso es recomendable contestar el mensaje indicando el error y pidiendo que revise el número, hoy muchos negocios y citas se realizan de esta manera y es importante que un mensaje llegue al destinatario correcto.

Hablando de ese punto, es cierto que a veces es indispensable mantenerse comunicado, pero también hay que saber distinguir una llamada realmente importante de una que no lo es, para no "hacer menos" a la persona con quien estamos conversando, porque la peor de las interrupciones es en una conversación.

Así, las normas de cortesía al celular se resumen así:

1.- Disponibilidad. Al llamar al celular a alguien, preguntarle siempre si es buen momento para hablar.

2.- Tonos inoportunos. Los tonos de llamada del celular deben ser discretos. Además, el teléfono debe silenciarse o apagarse en lugares como los hospitales, el cine o eventos sociales.

3.- Llamadas urgentes. Si es imprescindible atender a una llamada durante una reunión o un acto social, nunca se debe responder delante del resto de asistentes. Lo correcto es salir de la habitación o alejarse un poco del grupo y bajar el tono de voz.

4.- Atención al interlocutor. Procura no utilizar el teléfono mientras realizas una transacción, además de ser algo muy grosero, evitas que el dependiente te atienda correctamente dificultando su trabajo. En medio de una conversación, evita usarlo prolongada y frecuentemente, tu interlocutor físico también merece atención.

5.- Mayúsculas. En un SMS utiliza las letras minúsculas y mayúsculas correctamente. El uso de estas últimas significa en el lenguaje de Internet que se está gritando.

6.- Lenguaje. Procura evitar el uso del llamado "lenguaje SMS" y redacta tus mensajes con la mayor claridad posible para facilitar la lectura a tu interlocutor.

7.- Firma. Los SMS y los correos electrónicos siempre deben ir firmados, especialmente con los contactos nuevos, esta regla puede relajarse cuando se trata con personas de confianza.

8.- Destinatario erróneo. Si recibes un mensaje que crees no iba dirigido a ti, respóndelo al remitente informando del error para que tome las medidas adecuadas, podría ser importante.

Esas son unas pocas maneras en que puedes usar tu celular... o móvil sin perder la educación y sin menospreciar a los que te rodean.

Ĝis revido!